Sin dar la lata: Rentabilidad esperada de la renta variable cuando los tipos de interés son bajos

Como cada lunes, abrimos nuestras latas y conservas para compartir investigaciones, análisis y estudios que guardamos en el archivo.


La prima de riesgo de la renta variable se considera generalmente una recompensa que los inversores obtienen además de la rentabilidad libre de riesgo vigente, lo que implica que, en igualdad de condiciones, la rentabilidad total esperada de las acciones debería aumentar con el nivel de la rentabilidad libre de riesgo. En esta investigación publicada por David Blitz hace unas semanas, se estudia si esta noción es cierta utilizando datos históricos a largo plazo. Las pruebas estadísticas analizadas rechazan de forma contundente la hipótesis de que una mayor rentabilidad libre de riesgo implica una mayor rentabilidad media total de la renta variable. Por el contrario, los rendimientos esperados de las acciones parecen no estar relacionados (o quizás incluso inversamente) con el nivel de la rentabilidad libre de riesgo. Así, la prima de riesgo de la renta variable tiende a ser mayor cuando la rentabilidad libre de riesgo es baja, y viceversa.


Este resultado parece derivarse de los resultados operativos de las empresas. Los resultados de la investigación desafían la sabiduría convencional sobre los rendimientos esperados y tienen importantes implicaciones para las decisiones de asignación de activos, en particular cuando los tipos libres de riesgo están en niveles extremos.


La pregunta obvia que hay que hacerse aquí es que, ya que podemos ver esta relación, ¿podemos hacer algo con ella? ¿Podemos operar con ella para vencer al mercado? Pues no. Al igual que cualquier otra cosa, el mercado reacciona a estos cambios con una rapidez increíble. A menos que se tenga alguna forma de predecir los cambios en los tipos de interés antes que el resto del mercado, entonces el mercado ya habrá incorporado la nueva información antes de que puedas operar con ella (algo que tiende a ocurrir con la mayoría de cosas).


Esto es interesante porque dice algo que es contraintuitivo. Intuitivamente la explicación podría ser que el “apetito inversor” no es siempre constante y se suma encima del risk free rate, algo que ya mencionan Dalio o Sahidi en sus textos. Por lo visto este apetito es mayor cuando la inversión libre de riesgo es menor y menor, somos más cautelosos, cuando la inversión libre de riesgo es mayor. No somos homo economicus.


Las opiniones expresadas en el contenido enlazado son exclusivamente de sus autores y no tienen por qué reflejar la opinión del equipo editor de Participar y Proteger ni de sus afiliados. Este contenido se comparte con fines educativos y no supone una recomendación de ningún tipo.

103 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo