Andrew-Lo en el podcast The Long View

En este episodio podemos escuchar al autor de Buscando la cartera perfecta (un viaje de nunca acabar), libro en el que habla de la historia de la inversión y las finanzas desde el neolítico. Pero la diversificación moderna de carteras se originó realmente con las Trente Demoiselles, que tienen que ver con la Revolución Americana, causa a la que se sumó Francia. Como todo gran esfuerzo, tiene su precio; y es aquí donde el gobierno de Luis XVI, decidió pedir préstamos a los ciudadanos privados. A cambio de estos préstamos lo que prometió fue básicamente rentas vitalicias (si le prestabas al gobierno francés una cierta cantidad de dinero, ellos te devolverían un cierto pago cada año durante el resto de tu vida natural).


Pero había un truco realmente interesante, y es que no era necesariamente sólo tu vida, podías designar a otra persona, y mientras esa persona estuviera viva, los pagos continuarían. Así que, naturalmente, lo que querrías hacer es seleccionar a un individuo más bien joven para poder seguir recibiendo los pagos mientras esté vivo. Y así, este acuerdo particular fue aprovechado por un número de inversores suizos en la ciudad de Ginebra. Estos banqueros suizos descubrieron que si se agrupaban varios de estos préstamos en una cartera de inversiones, y se seleccionaba a personas relativamente jóvenes para que fueran los individuos en los que se basaban estos préstamos, se podían prolongar los pagos del gobierno francés.


Estos interesantes fondos fueron llamados Trente Demoiselles de Geneve, y así comienza la entrevista, que no hace más que mejorar entre anécdota y anécdota.



Las opiniones expresadas en el contenido enlazado son exclusivamente de sus autores y no tienen por qué reflejar la opinión del equipo editor de Participar y Proteger ni de sus afiliados. Este contenido se comparte con fines educativos y no supone una recomendación de ningún tipo.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo